homonosapiens

miércoles, 3 de diciembre de 2008

Mundo Monkey Island.

Hay personas que al escuchar las palabras Monkey Island, se nos inunda la mente de viejos recuerdos sobre aventuras de piratas. Sin exagerar puedo afirmar que ya puedes llevar toda la prisa del mundo, ni aunque seas el padrino de la boda de tu hermana que se casa en quince minutos, si te cruzas por la calle con una preciosa morena de pechos voluptuosos, que te para y te dice: "Llevarás mi espada como si fueras un pincho moruno", es imposible no pararse y responderla: "primero deberías de dejar de usarla como un plumero". Y claro entre unas cosas y otras llegas tarde a la boda, fijo.

Pero en fin, no alarmarse, este riesgo solo lo corremos aquellos que en su momento nos topamos con el Monkey Island.





Así es amigos viciosos del grog, el robo, el engaño, las historias en que contamos nuestras cicatrices junto a la hoguera y toda clase de actividades piratas, hoy vamos ha hacer un pequeño recordatorio de las viejas aventuras gráficas. Así que agarren su pollo de goma con polea en medio porque la aventura ha comenzado.

Corrían los años noventa, las calles estaban atestadas de malas influencias y actividades como cazar palomas o robar golosinas, era lo único que se podía hacer, así que a LucasArts, originariamente conocida como LucasFilms Games, se le ocurrió la genial idea de contratar a Ron Gilbert para que diseñara el mejor video juego de la historia de los video juegos, el
"Monkey Island". Aquellos que nos topamos con dicho juego fuimos gente afortunada, ya que como nos tarábamos horas en el ordenador, nuestras madres se pensaban que estábamos estudiando y nos traían la merienda a la habitación, para que no tuviéramos que dejar el ordenador.

Os puedo asegurar que más de dos noches me he acostado rebanándome los sesos intentando averiguar para qué podría servirme a mi, Guybrush Threepwood, el quita grapas, o una bolsa de caramelos de menta que acababa de conseguir. O me iba maldiciendo en todos los idiomas al irritante e insoportable Staff. Pero otras noches, las grandiosas, me iba a la cama tras haber conseguido un barco y una tripulación, algo que como todos sabéis no se consigue todos los días. Pude desenterrar tesoros, ganar en duelos de insultos o pasearme por un barco fantasma navegado por una tripulación fantasma al mando del malvado pirata Lechuck. Hasta que al final, un buen día conseguí derrotar al malvado pirata y rescatar a la chica de mis sueños, mi nueva novia la gobernadora Elaine Marley.

Cuatro son los capítulos originales lanzados por la Compañía Lucas Arts sobre Monkey Island, únicamente los dos primeros fueron realizados por Ron Gilbert, por dicho motivo muchos de los fans de la saga aseguran una pérdida del humor original en los dos últimos capítulos de la misma.

The Secret of Monkey Island (1990)
Monkey Island 2: LeChuck's Revenge (1991)
The Curse of Monkey Island (1997)
La Fuga de Monkey Island (2000)

Podemos jugar hoy en día en nuestros equipos actuales a estos antiguos juegos con un emulador muy bueno que se llama Scumm, solo necesitamos los juegos originales y listo, ya podemos jugar en nuestro windows. Así que si os animáis no lo dudéis, volver a jugar al Monkey os transportará a vuestra pubertad pirata.

Más aventuras gráficas que merecen la pena.

El Monkey Island es el primero de todos esos juegos que recuerdo haber jugado, quizá por eso es al que más cariño le tengo, pero bien cierto es que nunca olvido otros juegos que también me han hecho vivir grandes momentos, como por ejemplo Indiana Jones and the fate of Atlantis, con el resolví gran cantidad de puzzles, llegué descubrir la ciudad perdida, trafiqué con orichalcum, visité cavernas, el desierto, viajé en submarino, etc... sin duda un juego muy completo. Alguno se reirá, pero recuerdo que yo flipaba con las gráficos, sinceramente, no tiene desperdicio.

El segundo juego del Indy por recomendar es el Indiana Jones and the last crusade (VGA), con unos gráficos menos currados, pero una historia impecable, con acción, persecuciones en las que había que burlar a los nazis en laberintos, volar en un zepelin... una pasada.

La continuación del The Maniac mansion, The day of the tentacle, puede llegar a ser el juego que más me ha sorprendido de todos, una brillante historia con viajes en el tiempo, enormes puzzles relacionados con tres épocas de la historia (americana, por supuesto...), y mogollón de ciencia, la repera os lo aseguro.

Proyecto Monkey Island Zero.

Por otro lado merece la pena mencionar el proyecto Monkey Island Zero, que aún está en fase de gestación, pero que promete. Este proyecto, no es ni más ni menos que un juego diseñado por fanáticos del Monkey Island, que nos informan desde Grog games y que hacen todo esto sin ánimo de lucro y con el único ánimo de entretenerse a si mismos y al resto de fans que esperamos con impaciencia. Dicho juego se desarrollaría en momentos anteriores al Monkey Island, es decir, sería la historia de Guybrush threepwood antes de llegar a la Isla Melee.



Un pequeño adelanto de lo que llevan hasta el momento.




Ahora puedes compartir este artculo en algunas de estas Redes Sociales

Twitter icon Agregar a Blogmarks Agregar a Technorati Agregar a Technorati Agregar a Meneame Agregar a Meneame Agregar a Meneame Agregar a Meneame
Agregar a Meneame Agregar a Del.icio.us Agregar a DiggIt! Agregar a Yahoo! Agregar a Google Agregar a Furl Agregar a Reddit Agregar a Magnolia Agregar a Blinklist Agregar a Blogmarks

7 comentarios:

bjone dijo...

2 noches??, y 2 docenas menudo vicio...Antes del monkey island estaba "Loom" que tambien era un vicio.

Dios Vengador dijo...

Jejeje, Cuanta razón llevas Bjone, eran semanas… La verdad es que era auténtica obsesión. La historia, los puzzles, laberintos y todo ello con unos efectos de sonido y gráficos básicos, los de la época, ni más ni menos. Quizá por eso se curraban más los argumentos de los juegos, porque era su única baza para engancharnos.

Un saludo, temibles piratas.

Jabi dijo...

¿Llevas un recoge-plátanos en el bolsillo o es qué te alegras de verme?

En fin, la nostalgia me invade, espero que el Monkey Island Zero salga pronto y conseguir aliviar un poco esta desazón...

kaotika dijo...

Pues yo que nunca he jugado a eso... (no me peguéis, no me peguéeeeeeeeeeiiiss he dichooo!!!)

yo soy fan de super pang!! xDDD

Isaac dijo...

Oh Dios OH Dios!!

Lo del Monkey Island Zero, tengo que verlo yo, madre de dios... y ya de paso volvere a instalarlo para jugar... Que recuerdos copetin bendito.

Panapunk dijo...

La vida pirata es la vida mejor, sin duda, y aunque es cierto que hace mucho que no veo un mono de tres cabezas o un pollo de goma con una polea en medio, nunca dejé el grog ni las peleas con espadas pasaron de meros insultos, eso si insultos inteligentes que desbancan las lenguas mas mordaces.

aloha tank-girl dijo...

Ay! qué nostalgia.

Me lo voy a volver a pasar, por Dioooossssssss!!! qué tiempos aquellos ha! casi homosapiens eramos! jajajajajajajaj

Yo también soy una pirata --- y llevo más de una calavera tatuada.

Publicar un comentario en la entrada

Al teclado ni una gota de alcohol, TUS opiniones impropias son TU responsabilidad.

Subir